Las placas de energía solar una vez finalizada su larga vida útil

Las placas de energía solar una vez finalizada su larga vida útil

Los incentivos y las ventajas generadas por la energía solar siguen colaborando en el aumento de las instalaciones fotovoltaicas y de autoconsumo, disminuyendo la huella de carbono y la quema de combustibles fósiles, con la atenuante de lograr excelentes ahorros en la facturación de la electricidad. Pero ¿qué sucederá al final de la vida útil de las placas solares?, una pregunta que inquieta a muchos y sobre todo a los preocupados por el medioambiente.

La sostenibilidad de la energía solar fotovoltaica se afianza con el eficiente sistema de reciclaje que todos sus elementos permiten, para ello es posible lograrlo a través de un par de procesos. Primeramente, un proceso térmico que se basa en la quema de los elementos plásticos y de las siliconas encargadas de mantener las uniones entre las células fotovoltaicas y la base de los módulos, que generalmente es de vidrio o metal y después separar el resto de los materiales.

Como segunda opción está la de desarrollar el reciclaje mediante un proceso mecánico, para ello es necesario triturar toda la estructura de la placa después de retirar el vidrio superior y las protecciones, finalmente es posible aplicar un tratamiento químico que consiste en variados pasos con la finalidad de extraer cada uno de los materiales.

Todos estos materiales pueden ser reutilizados en nuevas placas solares o formar parte de otros aparatos y equipos electrónicos, el vidrio permite ser reciclado una cantidad infinita de veces y lo mismo ocurre con el aluminio. El silicio con el que están construidas las placas puede reutilizarse bastantes veces, pero con la diferencia de ser limitada su posibilidad de reciclado.

Las placas solares, además de ser reciclables en casi su totalidad, son unos elementos que mantienen un retorno energético muy rápido. Es decir, una variable que nos ofrece información sobre el tiempo necesario para recuperar la energía que se invirtió en la fabricación y esta medida para los módulos solares está en el orden de 6 a 12 meses. Lo que asegura que al año de estar trabajando ya han logrado un equilibrio entre la energía invertida y la aprovechada.

Fuente: lamansiondelasideas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Abrir chat
¡Hola! ¿Alguna duda?